Muchos hombres de hoy se sienten con esa sensación de que sobre ellos debe estar la carga de la vida: el trabajo, la familia, su propia vida, haciendo que se enfoquen en ser súper hombres, y como sabéis todo súperhéroe debe ser invencible, duro, e ignorar sus emociones. Otra característica del súperhéroe es que preferiblemente debe ser musculoso (como Súperman, Batman o Thor). Eso nos lleva a realizar ejercicios, enfocados en pesas, en el gimnasio, ,en cargar peso, obviando a veces fortalecer nuestras bases, nuestro core, nuestro centro, nuestra musculatura profunda, en definitiva nuestro cuerpo de forma global y además nuestra mente.